Río de Janeiro. El Partido de los Trabajadores (PT) y el Partido Comunista de Brasil (PcdoB) anunciaron que irán en alianza para las elecciones del próximo 7 de octubre en caso de que el ex mandatario Luiz Inácio Lula da Silva sea inhabilitado.

El candidato a la vicepresidencia brasileña del PT, Fernando Haddad, y la candidata presidencial del PcdoB, Manuela D'Avila, realizarán de forma conjunta la campaña electoral de Lula si el ex mandatario es inhabilitado por la justicia electoral para contender en los comicios de octubre.

En una rueda de prensa conjunta en la sede del PcdoB en Sao Paulo (sureste de Brasil), Haddad y D'Avila hicieron oficial su unión para las elecciones presidenciales en Brasil, a la espera de saber si Lula puede presentarse o no a los comicios.

"El 99% de lo que está en los dos programas (del PT y del PcdoB) es común, y lo que haremos es comenzar a recorrer el país con este programa (...) Nos desplazaremos por el noreste, (por) el sur, con este mensaje de que queremos rescatar la soberanía nacional (...) denunciar lo que está sucediendo con Lula", dijo Haddad.

"Haddad y yo estamos preparados para vencer en cualquier escenario", aseguró D'Avila, quien se mostró convencida de lograr la victoria en las urnas "para sacar a Temer" del poder.

El ex alcalde de Sao Paulo, la mayor ciudad de Brasil, es el vicepresidente en la candidatura del PT, que lidera Lula, aunque si finalmente el ex mandatario es inhabilitado, Haddad será el candidato presidencial y D'Avila la candidata a la vicepresidencia.

"Haddad y yo estamos preparados para vencer en cualquier escenario", aseguró D'Avila, quien se mostró convencida de lograr la victoria en las urnas "para sacar a Temer" del poder.

Lula, quien lidera todos los sondeos de intención de voto, se encuentra preso desde el pasado 7 de abril para cumplir una pena de 12 años y un mes de prisión por corrupción pasiva y lavado de dinero en el caso Petrobras.

Según la legislación brasileña, una persona condenada en segunda instancia, como es el caso del ex presidente, no puede postularse para un cargo público electo, aunque tanto el PT como Lula reiteraron su intención de presentarse a los comicios de octubre.

El PT oficializó en una convención, este fin de semana, la candidatura de Lula a la Presidencia, aunque para ello necesita de un indulto por parte de la Corte Suprema o de la Corte Electoral.

La intención de la formación de izquierdas es registrar la candidatura de Lula y Haddad ante la justicia electoral el próximo 15 de agosto, fecha límite para oficializar las candidaturas.

En caso de que la justicia impida que Lula sea candidato, la estrategia será postular a Haddad a la Presidencia con D'Avila como vicepresidenta.