Lima. El ex presidente peruano Alan García puede ser citado por la Procuraduría Anticorrupción de Perú para responder, en condición de testigo, en el proceso que se lleva a cabo por el caso "narcoindultos", afirmó hoy el procurador Anticorrupción, Joel Segura.

El fiscal precisó que el ex mandatario, líder del Partido Aprista Peruano (PAP), ha sido mencionado en varias ocasiones por algunas de las 13 personas que están procesadas en este delito, razón por la cual las autoridades judiciales decidieron llamarlo a declarar.

El gobierno peruano investiga los indultos y conmutaciones de penas otorgados durante el segundo mandato de Alan García (2006-2011), periodo en cual se liberaron a unos 500 narcotraficantes a cambio de cobros indebidos por funcionarios del gobierno para obtener ese beneficio.

Según Segura, la presentación de los testigos terminará la próxima semana, luego del cual las autoridades judiciales tienen previsto llamar al ex gobernante para aclarar algunas versiones vertidas por los testigos, la mayoría ex integrantes de la Comisión de Gracias Presidenciales.

Una de estas personas, Julio Paico, precisó durante su declaración ante las autoridades judiciales que para ser liberado de prisión la citada comisión le pidió un pago de 1.500 dólares para la conmutación de su condena.

El ex reo también aseguró que envió una carta al ex mandatario para que su gobierno acceda a esta petición, con esta declaración las autoridades judiciales escucharon por primera vez el nombre de Alan García, quien firmaba todos los indultos.

La Procuraduría Anticorrupción ha solicitado, hasta en tres ocasiones, que se investigue al ex gobernante por el caso "narcoindultos", pero estas peticiones fueron rechazadas por el ex fiscal de la Nación José Peláez.

De acuerdo con la Constitución de Perú, los únicos reos que no pueden aspirar a recibir el indulto son los violadores o los extorsionadores.