Vladivoskov. El presidente de Rusia, Vladimir Putin, instó a los países el sábado a mostrar cautela al lidiar con Corea del Norte y a evitar medidas que puedan aumentar aún más las tensiones con Pyongyang.

En declaraciones en un foro de negocios en el puerto ruso del Pacífico de Vladivostok, al que asistió la presidenta de Corea del Sur, Park Geun-hye, y el primer ministro japonés, Shinzō Abe, Putin dijo que Moscú prefería volver a llevar a Corea del Norte a la mesa de negociación internacional por su programa nuclear.

El mandatario ruso también instó a Pyongyang a que se adhiera a los acuerdos respaldados por Naciones Unidas, aunque agregó: "Creo que cualquier acción que pueda provocar una escalada mayor (en las tensiones) es contraproducente".

Previamente, Park pidió a Rusia y a otros países importantes del mundo que aumenten la presión para que Corea del Norte abandone su programa nuclear, argumentando que eso podría abrir el camino de la cooperación con Pyongyang.

"Si no podemos evitar el desarrollo de armas nucleares (de Corea del Norte), la amenaza nuclear se volverá una realidad pronto", dijo Park durante el foro en Vladivostok. "Para que Pyongyang tome la decisión de abandonar su programa nuclear, es importante dar un fuerte mensaje unificado", agregó.

Las preocupaciones por la amenaza norcoreana aumentaron desde que la nación internacionalmente aislada realizó su cuarto lanzamiento nuclear en enero, seguido de una serie de pruebas de misiles, a pesar de las sanciones de Naciones Unidas, las cuales Pyongyang rechaza porque dice que infringen su soberanía.

"Si Corea del Norte abandona su programa nuclear y opta por el camino de la apertura, nosotros, junto con la comunidad internacional, estaremos listos para apoyarlos activamente", dijo Park.