La Habana. El presidente ruso, Vladímir Putin, considera que la cooperación con una América Latina "fuerte" y "políticamente independiente" es "clave" en la política exterior de su país, al tiempo que descartó que Argentina entre al grupo Brics, según afirma en una entrevista publicada este viernes por medios cubanos.

"Hoy la cooperación con los estados de América Latina es una de las direcciones clave y de muchas perspectivas en la política exterior de Rusia", afirma Putin en declaraciones a la agencia cubana Prensa Latina, reproducidas por el diario oficial Granma.

En la entrevista, concedida en Moscú antes de viajar a La Habana, donde hoy inicia su gira por Latinoamérica, Putin resaltó que Rusia aspira a "aumentar la interacción económica y comercial" en la región con énfasis en "su componente de inversión".

Entre las áreas de interés para la cooperación, mencionó en concreto la petrolera, gasífera, hidroenergética, de energía nuclear, construcción y tecnologías de la información.

"Estamos interesados en una América Latina unida, fuerte, económicamente sostenible y políticamente independiente, que se está convirtiendo en una parte importante del mundo policéntrico y emergente", sostuvo.

El líder ruso llegó en la madrugada de este viernes a Cuba para una visita de un día como parte de su gira latinoamericana, que también lo llevará a Argentina y Brasil, donde participará en la sexta cumbre del grupo Brics (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) que se realizará el 15 y 16 de julio en Brasilia y Fortaleza.

"Rusia valora el deseo del gobierno argentino de unirse a los Brics", indicó Putin, pero añadió que, "no obstante, la cuestión de aumentar el número de miembros de los Brics por ahora no se considera".

"Primero se deben optimizar todos los numerosos formatos de la cooperación establecidos en el grupo. No hay criterios rigurosos para que un Estado se una a los Brics. La decisión se toma individualmente", explicó.

En ese sentido, señaló que "es muy posible establecer relaciones de alianza estratégica" en aspectos de política internacional, economía y finanzas entre los Brics y Argentina, que participará como invitada a la reunión del grupo en Brasil.

Al referirse a las relaciones entre Moscú y Buenos Aires, Putin destacó su "aprecio" por el "diálogo constructivo y de confianza" con la presidenta argentina, Cristina Fernández, y adelantó que Rusia prestará "una atención especial a la intensificación de la cooperación tecnológica e inversionista, especialmente en los sectores de energía, energía atómica y maquinaria".

"La cooperación en la Antártida parece prometedora. Pienso debatir todas esas cuestiones durante las negociaciones con la presidenta Cristina Fernández", apuntó.

El líder del Kremlin, que visitó Cuba en el año 2000, iniciará su agenda en el país caribeño con la colocación de una ofrenda floral ante el Mausoleo al Soldado Internacionalista Soviético y posteriormente visitará al líder de la revolución cubana, Fidel Castro, de 87 años y retirado del poder desde 2006.

Putin se reunirá también con el presidente Raúl Castro en el Palacio de la Revolución de La Habana, donde los gobiernos ruso y cubano firmarán un paquete de diez acuerdos, entre otros de colaboración en los ámbitos de la cultura, la industria, el comercio y la sanidad.