Moscú. Rusia no va adoptar sanciones apresuradas contra Estados Unidos ni a introducir una restricción de visa con Ucrania, señaló este viernes el presidente Vladimir Putin.

"En caso de que presentemos un régimen de visa con Ucrania, millones de ucranianos inocentes sufrirán. No necesitamos hacer eso", dijo Putin en una reunión del Consejo de Seguridad ruso. Sobre la situación actual en Crimea, que votó por ser parte de Rusia en el referéndum del domingo, Putin exigió que los símbolos estatales y militares ucranianos en la península sean respetados.

El presidente ordenó al ministro de Defensa, Sergei Shoigu, que cuide los símbolos y a los soldados ucranianos que optaron por permanecer fieles a las autoridades de Kiev.

De acuerdo con Shoigu, 72 unidades de las fuerzas armadas de Ucrania en Crimea izaron este viernes voluntariamente banderas rusas.

Durante la misma reunión, Putin decidió transferir su salario al Banco Rossija (Rusia), que fue sancionado por Estados Unidos porque dos de sus accionistas aparecen en la lista negra de Washington. "Voy a abrir allí mi cuenta personal el lunes y ordené que mi salario sea depositado allí", señaló Putin, citado por la agencia de noticias Interfax.

El presidente agregó que el banco y sus clientes no tienen nada que ver con los eventos en Ucrania y ordenó al Banco Central apoyar al Rossija, "en especial porque tiene ese nombe tan bonito".

Más tarde, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia mostró una postura más dura y su vocero Alexander Lukashevich advirtió que el país adoptará medidas de represalia por las sanciones de Estados Unidos.

"Washington no debe hacerse ilusiones: la efectividad de las sanciones desde el punto de vista de los intereses estadounidenses es igual a cero. Pero las acciones irresponsables dañarán inevitablemente las relaciones ruso-estadounidenses", declaró.

"Estamos seguros de responder duramente como ya ocurrió en más de una ocasión previamente con respecto a las sanciones previas", añadió el diplomático.