Moscú. El presidente ruso, Vladímir Putin, presidió este viernes en la bahía del puerto crimeo de Sebastopol el desfile militar del Día de la Victoria sobre la Alemania nazi, en su primera visita a la recién anexionada península de Crimea.

Tras presidir el tradicional desfile en la Plaza Roja de Moscú, Putin realizó un viaje relámpago al puerto de la Flota rusa del mar Negro y se subió a un buque guardacostas para asistir a la parada militar, en la que tomaron parte barcos y aviones de guerra.

Luego, asistió a la demostración de vuelo de varios escuadrones de las Fuerzas Aéreas con cazas Mig-29, Mig-31 y Su-34, y bombarderos estratégicos Tu-95.

Una vez en tierra, Putin felicitó a los presentes por el 69 aniversario del Día de la Victoria y el 70 aniversario de la liberación de Sebastopol de las tropas hitlerianas.

"Estoy seguro de que el año 2014 también pasará a la historia", aseguró, en alusión a que el pasado 16 de marzo en un referéndum los habitantes de Sebastopol y de Crimea votaron a favor de ingresar en la Federación Rusa.

En particular, recordó que la ciudad recibió su actual nombre en 1784 de la zarina Catalina la Grande y que en 1854 Sebastopol fue escenario de una gran batalla durante la Guerra de Crimea contra la armada británica, francesa y otomana.

Decenas de miles de personas se congregaron a orillas de la bahía de Sebastopol para asistir a la parada militar y escuchar el discurso del que es su presidente desde que el pasado 21 de marzo Rusia se anexionara esta península, antaño territorio ucraniano.