Caracas. El primer ministro ruso, Vladimir Putin, se reunió este viernes con el presidente venezolano, Hugo Chávez, para discutir acuerdos energéticos, militares y agroindustriales, una alianza incómoda para Washington que ve con recelo al mandatario socialista.

Venezuela y Rusia formalizarán un proyecto de US$20.000 millones para extraer crudo pesado en la Faja del Orinoco y discutieron proyectos de cooperación en energía atómica, tecnología aeroespacial y comercio.

La rápida visita de Putin, de unas 12 horas, supone un espaldarazo para Chávez, quien enfrenta una creciente presión doméstica e internacional por las más recientes medidas contra sus opositores, en medio de una fuerte crisis eléctrica que amenaza con hundir aún más la economía.

Dentro de su agenda, los mandatarios rindieron homenaje al héroe decimonónico Simón Bolívar en el Panteón Nacional de Caracas donde están enterrados sus restos. Posteriormente se desplazaron hacia el palacio presidencial de Miraflores para sostener su encuentro.

"Seguimos ampliando el factor seguridad y defensa. Este viernes vamos a seguir consolidando acuerdos. Algunos vienen ya en marcha, otros son nuevos. Revisaremos cómo van los proyectos para seguir incrementando la capacidad de defensa de Venezuela", dijo Chávez el jueves en la noche.

Además, el mandatario dijo que Moscú y Caracas avanzarán en la cooperación en energía nuclear.

"No vamos a hacer la bomba atómica, pero sí vamos a desarrollar energía atómica nuclear con fines pacíficos. Tenemos que prepararnos para la era postpetrolera", dijo Chávez en un consejo de ministros el jueves en la noche.

El mandatario latinoamericano busca ayuda de Rusia e Irán para desarrollar energía nuclear, cuando enfrenta una severa crisis eléctrica que amenaza con apagar los bombillos del país socio de la OPEP mientras mina su popularidad meses antes de unas cruciales elecciones legislativas.

De hecho, Rusia prestó un avión anfibio Beriev para ayudar a extinguir un incendio que devora desde hace días el reseco parque nacional El Avila, una cadena montañosa que separa a Caracas del Mar Caribe.

Según una fuente de la delegación rusa presente en Caracas, Rusia y Venezuela están negociando el suministro de 50 aviones rusos de combate, que serían An 148 y Be 200, dijo la agencia pública de noticias de Rusia, RIA Novosti.

De acuerdo a la misma fuente, las conversaciones entre Caracas y Moscú se centran en “la cooperación técnico-militar y la extracción de yacimientos minerales", indicó El Nacional.

Desde 2005, Venezuela ha gastado más de US$4.000 millones de dólares en aviones de combate Sukhoi, helicópteros M1-17 y rifles de asalto Kalashnikov rusos. El año pasado, Chávez logró un crédito por 2.000 millones de dólares para comprar tanques S-300 y un avanzado sistema de defensa con misiles antiaéreos.