Asunción. Un total de 11.000 kilos de marihuana y 280 kilos de cocaína decomisados en diversos procedimientos policiales fueron incinerados hoy en la localidad paraguaya de Villa Hayes (30 kilómetros al norte de Asunción), informó el Ministerio Público en un comunicado.

La droga había sido incautada en varios procedimientos ejecutados en los últimos meses, y fue quemada en las antiguas instalaciones de la empresa Aceros del Paraguay (Acepar), a petición de la Unidad Especializada en la Lucha contra el Narcotráfico.

La incineración pretende evitar la "desaparición de la droga incautada que fue presentada ante los juzgados como evidencia", según señaló el fiscal Ysaac Ferreira, que ordenó la destrucción de las sustancias aprehendidas.

La destrucción de las drogas se produce dos semanas después de que 252 kilos de cocaína fueran sustraídos de una comisaria de Pedro Juan Caballero, ciudad conocida por ser refugio de sicarios brasileños gracias a la falta de control fronterizo en la zona.

Paraguay es el principal productor de marihuana de Suramérica y el segundo en toda América, solo por detrás de México, según la Secretaría Antidrogas de Paraguay (Senad).

Las miles de hectáreas de plantaciones ilegales distribuidas por el país producen unas 30.000 toneladas de marihuana al año, que en su mayoría se dirige a Brasil, pero también a Uruguay, Chile y Argentina, según la Senad.