Santo Domingo. República Dominicana anunció este martes la reapertura, la próxima semana, de sus cinco consulados en el vecino Haití, tras recibir el compromiso de las autoridades haitianas de que garantizarán la seguridad de sus representaciones diplomáticas en ese país.

El gobierno dominicano anunció a mediados de la semana pasada el cierre de sus misiones consulares en Haití debido a las "recurrentes" agresiones contra sus delegaciones en los últimos días, y al peligro que suponían para la integridad física del personal que labora en esas dependencias oficiales.

El Ministerio dominicano de Relaciones Exteriores también informó este martes que ambos países retomarán el diálogo y las labores de una comisión mixta bilateral, un organismo creado por los dos gobiernos para canalizar la discusión de temas sensibles como el comercio y la migración.

La información fue dada a conocer por la cartera luego de un encuentro este martes entre el canciller dominicano Andrés Navarro y su colega haitiano Duly Brutus, en el marco de la XX Reunión Ordinaria del Consejo de Ministros de la Asociación de Estados del Caribe (AEC), realizado en la localidad de Antigua, Guatemala.

Las relaciones entre Haití y República Dominicana se han visto afectadas nuevamente a raíz de la muerte de un inmigrante haitiano en este último país, y al posterior ataque al consulado dominicano en Puerto Príncipe y a las denuncias de racismo y xenofobia contra haitianos establecidos en la nación vecina.

La situación llevó a ambos países a llamar a consulta a sus respectivos embajadores, al reclamo de las autoridades haitianas para que República Dominicana garantice la seguridad de sus compatriotas, y al cierre de los consulados dominicanos en Haití hasta que su gobierno provea mayor seguridad a esas representaciones diplomáticas.

La Cancillería dominicana dijo este martes que Brutus le informó a Navarro que el presidente haitiano Michel Martelly "garantizará la integridad física del personal y la seguridad de los locales donde funcionan las delegaciones dominicanas en Haití", con un reforzamiento de la policía local y de los cascos azules de las Naciones Unidas.

"El gobierno del presidente (dominicano Danilo) Medina saluda las medidas dispuestas por su homólogo alrededor de las misiones diplomáticas dominicanas acreditadas en Haití, al tiempo que reitera su voluntad de seguir profundizando el diálogo abierto, franco y respetuoso entre las autoridades de las dos naciones", dijo Navarro.

El canciller dominicano también anunció un nuevo encuentro con Brutus el próximo viernes en la localidad fronteriza de Jimaní, 282 kilómetros al este de Santo Domingo, para coordinar el dispositivo de seguridad alrededor de las dotaciones diplomáticas dominicanas en Haití, reunión a la que ha sido invitada la jefe de la Misión de Estabilización de las Naciones Unidas (Minustah) en ese país, Sandra Honoré.

Navarro agregó que la reunión bilateral con Brutus permitió aclarar algunas situaciones que se sucedieron en Haití contra las delegaciones diplomáticas dominicanas, y dijo que acordó con su colega haitiano una serie de acciones que reforzarán las relaciones armoniosas entre los dos países.

Haití y República Dominicana realizaron el año pasado varios encuentros de alto nivel para superar una serie de incidentes que en 2013 pusieron en evidencia la fragilidad de las relaciones entre ambos países, sobre todo por diferendos de tipo comercial y por un fallo en última instancia sobre el derecho a la nacionalidad dominicana.