Santo Domingo. República Dominicana evalúa el uso de drones para la vigilancia de la frontera con el vecino Haití, a fin de combatir el tráfico de armas, drogas e indocumentados, informaron este jueves las autoridades.

El jefe del Ejército dominicano, mayor general José Matos de la Cruz, confirmó además que la zona fronteriza es permanentemente recorrida por un helicóptero de las fuerzas armadas dominicanas, y que aviones de guerra realizan la misma operación "cuando el ministro de Defensa lo ordena".

Medios locales reportaron la semana pasada que al menos dos Super Tucanos, de fabricación brasileña, sobrevolaron la frontera con Haití, en momentos de gran tensión por la reciente muerte de un inmigrante haitiano en República Dominicana, y al posterior ataque al consulado dominicano en Puerto Príncipe y a las denuncias de racismo y xenofobia contra haitianos establecidos en la nación vecina.

El jefe del Ejército dijo que tres brigadas con 1.000 hombres cada una han sido instaladas en la frontera, además de que la Armada ha incrementado la vigilancia marítima con dos embarcaciones militares.

"También está en estudio (el uso de) la tecnología de drones para cuidar el espacio fronterizo", manifestó De la Cruz, quien aseguró que desde el inicio de un plan de contingencia desarrollado en la zona, han sido detenidas por pasos ilegales más de 40.000 personas.

A fines de enero, el alto oficial anunció el lanzamiento de la "Operación Escudo", con el propósito de contener la inmigración ilegal y hacer frente a los constantes incidentes que se producen en la frontera con Haití, escenario de recientes protestas y ataques contra tropas de República Dominicana.

Según cifras oficiales, el año pasado entre 100 y 150 inmigrantes haitianos fueron detenidos cada día en territorio dominicano.