La presidenta de la Asamblea Nacional, Gabriela Rivadeneira, da la bienvenida a los invitados a la posesión presidencial de Rafael Correa en Ecuador. En ella hizo referencia a la lucha de clases y de poderes en la sociedad, así como del liberalismo de Eloy Alfaro. "La palabra utopía ya no es el nombre de la mítica ciudad de Tomás Moro", dijo.

Acompañado de su esposa Ann Malherbe y dos de sus hijos, Rafael Correa, llegó la mañana de este viernes al palacio legislativo para asumir lo que asegura será su último mandato.

A su ingreso fue recibido por las tres autoridades femeninas de la Asamblea Nacional del Ecuador, Gabriela Rivadenedeira, presidenta; Rosana Alvarado, primera vicepresidenta; y Marcela Aguiñaga, segunda vicepresidenta.

Allí también se encontraba quien será, desde este viernes, el nuevo vicepresidente de la República, Jorge Glass, acompañado de sus esposa e hijos.

Más temprano, al lugar, donde se desarrolla esta mañana la posesión presidencial de Rafael Correa, llegaron los presidentes y delegaciones de los países que acptaron la invitación.

El presidente colombiano Juan Manuel Santos arribó luego del ingreso del presidente Correa. Acto seguido, se dio inicio a la sesión de investidura, que empezó con el ingreso del portaestandarte nacional y la entonación musical del himno nacional del Ecuador de la artista ecuatoriana Paulina Aguirre, ganadora del Grammy Latino.

De inmediato, la cantante Carla Kanora dio la bienvenida a todos los presentes con la canción 'Ama la vida', en el que además se mostró un video con imágenes de paisajes ecuatorianos con los que el Ministerio de Turismo impulsa las bellezas de Ecuador.

La presidenta de la Asamblea Nacional, Gabriela Rivadeneira, en su discurso, dijo que esta revolución recién empieza. Hoy Ecuador es una patria nueva. En el país existen menos pobres, dijo en su discurso.

Destacó los programas que en materia educativa lleva adelante el gobierno: escuelas del milenio, y Yachay, denominada la ciudad del conocimiento.

Una cerrada ovación, solicitada por Rivadeneira al referirse al apoyo que reciben las personas con capacidades especiales, despidió la gestión de quien desde hoy será exvicepresidente Lenín Moreno, quien ha sido catalogado como el gran impulsor del proceso al lanzar el programa Manuela Espejo.