A US$10 millones de indemnización por daño moral asciende el monto que el presidente de Ecuador, Rafael Correa, pretende cobrar a los periodistas de investigación y autores del libro "El Gran Hermano", Juan Carlos Calderón y Christian Zurita, tras una demanda interpuesta por el mandatario.

Correa estima que la publicación ecuatoriana contiene "imágenes suyas y de su hermano sin autorización"; además, de "textos no autorizados que violentan el derecho de propiedad intelectual, porque se refiere a otras personas, resulta ofensivo, denigrante y humillante...".

Parte del texto de la demanda sostiene que "el libro, además de contener hechos falsos, menoscaba, hiere, mancilla mi dignidad y mi buen nombre... pretendiendo hacerme ver como una persona corrupta y deshonesta, poniendo en duda hasta mi integridad profesional al insinuar y vincularme con situaciones irreales, inexistentes y falsas, de falsedad absoluta", reza el texto.

Durante una entrevista concedida al portal de noticias Ecuadorinmediato.com, el presidente calificó a los periodistas de "malintencionados, seudoescritores", y aseguró que el libro es "falso e injurioso desde su portada hasta la página 460 y el índice", y que fue hecho de manera dolosa para exponer hechos falsos e irreales que evidencian "la existencia del ‘animus injurandi' en toda la mencionada obra".

Según el jefe de Estado, el libro relata "de forma maliciosa, delincuencial y temeraria", la supuesta pasión de la familia Correa Delgado por el poder, buscando especialmente desprestigiar su buen nombre y reputación.

El 21 de marzo, Correa aseveró, durante una entrevista radial, que sus autores deberán demostrar ante la justicia lo cierto de sus aseveraciones y ratificó, además, que enjuiciará a un articulista de diario El Universo (Emilio Palacio) y a los directivos de ese medio, del cual dijo son también responsables de lo que publica.

La Fundación Andina para la Observación y Estudio de Medios (Fundamedios), una organización de la sociedad civil cuya tarea principal es el apoyo a medios de comunicación y periodistas, expresó su solidaridad y respaldo a Juan Carlos Calderón y Christian Zurita, y rechazó la pretensión de demandar por US$10 millones a dos periodistas de investigación, sin otros ingresos que sus salarios. 

"Tal acción tiene un indudable efecto intimidatorio y funciona como una advertencia a cualquier periodista que pretenda investigar al poder; por lo cual consideranmos pone en serio riesgo los derechos y libertades de expresión y prensa", afirmó Fundamedios.