El presidente Juan Manuel Santos sostuvo un diálogo con su homólogo de Ecuador, Rafael Correa, sobre los resultados de la visita que hizo a Cuba.

“Estaba hablando con el presidente (de Ecuador, Rafael) Correa. Lo estaba informando de nuestra visita ayer a Cuba”, afirmó el Jefe de Estado luego de la posesión de Édgar Sanabria como Magistrado del Consejo Superior de la Judicatura, en ceremonia realizada en la Casa de Nariño.

Santos Calderón dijo que la visita a Cuba fue muy fructífera, “dadas las circunstancias, las complejas circunstancias que se han presentado”. Y agregó: “En esa visita –dentro de los escenarios posibles- logramos el mejor escenario posible para que la Cumbre que se va a realizar en nuestro país entre los mandatarios de todas las Américas, el mes entrante, sea una Cumbre exitosa”.

Santos reiteró que el diálogo con el líder cubano, Raúl Castro, “fue una charla franca, entre amigos, y, como debe ser, hablando con total claridad, con total transparencia, sobre la complejidad de la situación. Ellos entendieron muy bien”. Y subrayó que fueron “muy generosos en la forma como nos señalaron que ellos no quieren ser la piedra en el zapato, no quieren ser problema ni para Colombia ni para la Cumbre”.

Finalmente, dijo que la participación de Cuba en futuras Cumbres será discutida en Cartagena “para que esta incómoda situación que se le presentó a Colombia, que se le había presentado hace tres años a Trinidad y Tobago, pues no se vuelva a repetir hacia el futuro. En eso estamos de acuerdo también con los países del Alba”.

Al respecto, este jueves el mandatario ecuatoriano dijo que en ningún momento quiere afectar a un país hermano como Colombia, pero que analizará la presencia de Ecuador en la Cumbre de las Américas. Previamente, el vicepresidente de Ecuador, Lenín Moreno, dijo que el presidente Rafael Correa interpuso "sus buenos oficios" para que Cuba fuera invitada a la Cumbre de las Américas en Cartagena de Indias, porque "América Latina es una".

Moreno no quiso valorar en profundidad la decisión de Colombia de no invitar a Cuba por la falta de consenso en la Organización de Estados Americanos (OEA) hasta conocer con detalle el contenido de la reunión entre el mandatario colombiano, Juan Manuel Santos, y presidente cubano, Raúl Castro, en La Habana el miércoles.

El vicepresidente ecuatoriano, que hizo estas declaraciones tras una presentación sobre las políticas sobre discapacidad de su Gobierno en el Banco Mundial en Washington, afirmó que foros como la Cumbre de las Américas "son provechosos para obtener nuevos criterios e ideas".

"Entiendo que lastimosamente hemos caminado por senderos un tanto distintos, pero América Latina es una sola. Lo que se trata es de conversar, aprovechar el diálogo, los acuerdos de mínimos, los consensos para lograr buenos resultados", indicó Moreno.

El presidente de Ecuador llegó a proponer que ningún país de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de América (ALBA) asistiera a la cita continental si el gobierno cubano no era invitado.

Cuba no ha asistido nunca a estas cumbres en las que participan los 34 países que actualmente integran la Organización de Estados Americanos (OEA), es decir, todos los del continente menos la isla.