Quito. El presidente Rafael Correa minimizó este sábado la marcha de los trabajadores que protestaron por sus políticas y a quienes cuantificó en 10 mil en Quito, mientras que sus seguidores –según él– sumaron alrededor de 60 mil y lo hicieron “por convicción”.

La oposición “ahora habla de paro para el 20 de mayo, todos a prepararnos para ese 20 de mayo...”, indicó en su enlace.

El líder de la Ecuarunari, Carlos Pérez Guartambel, le respondió: “Está tan en las alturas, en la estratósfera, que no alcanza a mirar la realidad (...), él decía que nos iba a dar 8 a 1 y recibió 1 a 8”.

A decir del dirigente, más allá de la cantidad de participantes, la movilización opositora “fue sin presión, sin multas, sin retribución económica”.

El Frente Unitario de Trabajadores (FUT) ya tiene lista una demanda de inconstitucionalidad a la Ley de Justicia Laboral.

Insistiendo en que la marcha de la oposición congregó solo a empresarios, banqueros y políticos, el presidente Rafael Correa desacreditó a los marchantes que, según dijo, solo fueron 10.000, mientras que sus seguidores sumaron unos 60.000.

“Superamos nuestras expectativas”, repitió por varias ocasiones el primer mandatario, quien dio su sabatina desde el sur de Quito y agregó que todos los que lo apoyaron lo hicieron “por convicción”.

Incluso dijo que Quito continúa siendo su bastión, aunque en la marcha del 1 de mayo la mayoría de sus simpatizantes vinieron de diferentes provincias del país.

“Ganamos”, repitió Correa, en alusión al número de ciudadanos que salieron a las calles para respaldarlo y también para cuestionarlo por sus políticas, en especial por el retiro del 40% del aporte estatal al Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) para las pensiones jubilares.

Defendió su decisión de mantener el aporte estatal para la seguridad de las Fuerzas Armadas (Issfa) y de la Policía (Ispol) porque “tienen déficit”.

“Hagamos una cosa, yo devuelvo el subsidio innecesario al IESS, pero les subo las cotizaciones del empleador”, planteó el mandatario al sector que le critica.

Y los retó a mostrarle un sistema de seguridad de la fuerza pública de algún país del mundo que no sea subvencionado por el Estado.

El Gobierno justifica este mantenimiento de subsidio por la limitada relación entre activo y jubilado: En el Ispol, según el régimen, existen 1,6 activos por cada jubilado, mientras que en el Issfa es un activo por un jubilado.

En el IESS, detalló Correa, no hay déficit y 8 activos por cada jubilado.

Correa señaló que en estas dos entidades hay déficits multimillonarios con 800 millones anuales por subsidio más aportaciones del empleador, que es el Estado.

Finalmente, el presidente cuestionó a Estados Unidos por ubicarlo en la lista de países que violan derechos de propiedad intelectual.

“Estados Unidos no tiene porqué ponernos en esa lista, está mal, es su mala costumbre, esas cosas no pueden aceptarse en el siglo XXI y los medios de comunicación... no tienen porqué publicar esto”, increpó.

Dijo que esto obedece a que Ecuador eliminó la prisión por no pago de regalías. “No pondremos prisión... pero sí una sanción pecuniaria, a través de una reforma al Código Orgánico Integral Penal”, dijo.