El presidente de la República, Rafael Correa, comenzó su jornada de este martes en Guayaquil entregando nombramientos a 825 docentes de establecimientos educativos fiscales, 370 de ellos en Guayas. A ellos les pidió disculpas en nombre del Estado por la “explotación (laboral) que sufrieron”.

Según el mandatario, los profesores por contrato han trabajado en precarias condiciones, pero destacó que ahora, una vez que entran al magisterio por concurso de méritos, tienen mejores sueldos.

Esto a pesar de que por la falta de presupuesto, según admitió, está postergada la recategorización de los maestros.

“Hemos postergado una legítima aspiración, (porque) no hay tanto dinero, estamos hablando de centenas de millones de dólares. Tenemos que priorizar las cosas, hemos tenido que postergar la recategorización docente para aquellos que ya tienen nombramiento, pero se ha hecho un importante esfuerzo para incrementar el sueldo”, dijo el mandatario durante su intervención.

El acto de entrega de nombramientos se realizó en el Centro Cívico, al sur de Guayaquil. Luego se dirigió a la isla Trinitaria para inspeccionar dos obras: un plantel réplica del colegio Guayaquil que se estrenará este 16 de abril y una Unidad de Policía Comunitaria.

El siguiente punto de su agenda fue revisar los últimos detalles en la construcción de diez edificios de apartamentos, ubicados en los terrenos de la Policía Judicial y que servirán para alojar a los uniformados con sus familiares. Estarán listos el próximo mes, según anunción el jefe de Estado.

En medio de la visita, los trabajadores de la constructora Riera, que emplea a 230 hombres en la obra, pidieron ayuda al presidente, pues aseguran que esta compañía no les paga las bonificaciones salariales establecidas por la ley.

El presidente almorzó con los trabajadores, quienes se anticiparon a felicitarlo por su próximo cumpleaños (6 de abril).

En la tarde el mandatario despachó desde el Gobierno Zonal, ubicado al norte de la ciudad, en la antigua matriz del cerrado banco del Progreso. Desde ahí realizó su habitual conversatorio con los medios de comunicación. Este empezó pasadas las 18:35, con media hora de retraso, y con un recuento de las actividades realizadas durante el día.