En el primer enlace sabatino de su tercer mandato, el presidente de Ecuador, Rafael Correa, reiteró su oposición al matrimonio igualitario, pues refirió que la Constitución establece que el matrimonio es entre hombre y mujer.

En el enlace desarrollado en el parque Samanes, en el norte de Guayaquil, aseguró que en un momento se manifestó a favor de que si alguien por sus condiciones, siendo biológicamente varón y se consideraba mujer, en el Registro Civil, pueda cambiarse de nombre y decir: Mi género es femenino.

Luego, agregó, “nos dimos cuenta de que era una estrategia para llegar al matrimonio de personas del mismo sexo, lo que siempre he dicho que no estoy de acuerdo (...). Y después de eso, adopción. Sinceramente pienso que los niños a ser adoptados deben estar en la familia tradicional (...).”

Correa también indicó que la comunidad GLBTI (Gays, Lesbianas, Bisexuales, Transexuales e Intersexo) ha mostrado ingratitud hacia las medidas en favor de ese grupo.

“No hay gobierno que haya hecho más por los grupos GLBTI que el gobierno de la revolución ciudadana. Por ejemplo, se reconoció en la Constitución la unión de hecho, (...) se puso como delito la homofobia (...)”, dijo. Añadió: “tengo en mi gabinete miembros GLBTI y son ministras y ministros extraordinarios (...)”.

El presidente refirió que entiende que la discusión de estos temas es prioridad para los grupos GLBTI, pero remarcó que “para la inmensa mayoría, temas como matrimonio gay, identidad de género, no son prioridades y tenemos que atender a las prioridades de las grandes mayorías”.

En su intervención, que empezó con 30 minutos de atraso por un percance en el aeropuerto de Guayaquil, el presidente también mencionó asuntos como la reforma del poder Ejecutivo y el resultado del informe sobre la tesis del vicepresidente Jorge Glas.

Respecto a la reforma expresó que actualmente se apuesta a potenciar “la Secretaría Nacional de la Presidencia, (pues) antes la Secretaría General de Carondelet manejaba todo”.

Ahora, dijo, la Secretaría Nacional de la Presidencia va a tener incorporada la Administración de Carondelet y se ha separado la Secretaría Nacional de la Administración, de Comunicación, Secretaría Jurídica, que estaban bajo la Secretaría General de Carondelet.

El mandatario aprovechó el enlace para hablar sobre el informe entregado por la Escuela Politécnica de la tesis de Glas.

Dijo que la institución “ratificó la valía, el aporte de la tesis de grado”, incluso destacó que “ha sido un aporte reconocido, incluso a nivel internacional”.

Durante el enlace, Correa revivió algunos pasajes de la víspera, cuando fue posesionado en un tercer mandato ante la Asamblea y en la denominada “investidura popular”.

El jefe de Estado manifestó que este fue uno de los momentos más emotivos de la ceremonia, declaración que arrancó aplausos entre los asistentes.

Los presentes también reaccionaron cuando Correa reiteró que este será su último periodo presidencial, lo cual motivó gritos sucesivos de la palabra “no” y “reelección, reelección”.