El presidente Rafael Correa señaló ayer que para viabilizar una eventual reelección indefinida se “quiere imponer una consulta”, cuando en este tema “claramente lo que se requiere es una enmienda”.

Estas declaraciones las realizó el mandatario la tarde de este martes, en su acostumbrado conversatorio con medios de comunicación en Guayaquil.

Correa insistió en que ciertos medios de comunicación y un sector político tratan de llamar a una consulta popular. “Vivimos en un Estado de derecho, no de opinión”, fustigó.

Sin embargo, a pesar de su postura, manifestó que será la Corte Constitucional el ente que decida el camino para dar luz verde al cambio de la Constitución.

El primer mandatario recalcó que una posible candidatura a la reelección en el 2017 dependerá “de la coyuntura política” y la postura de los medios.

En este sentido, agregó que la prioridad será que el proyecto político que lidera, la revolución ciudadana, continúe.

Este tema será tratado hoy por los militantes de Avanza, partido liderado por Ramiro González, ministro de Industrias y Productividad.

En la reunión se decidirá la postura de la agrupación respecto a una enmienda constitucional.