Quito. El presidente de Ecuador, Rafael Correa, afirmó frente a la movilización de policías que ha causado una crisis en el país, que éstos “tienen prácticamente secuestrado al presidente”.

En declaraciones a la Radio Pública de Ecuador desde el hospital de la policía señaló que “es inadmisibles que los llamados a mantener el orden público sean los que lancen bombas lacrimógenas al propio presidente de la República”.

Correa indicó que él y asesores fueron atacados por manifestantes.

Desde el hospital donde se encuentra internado, el mandatario indicó que llegó al centro asistencial debido a que por las bombas lacrimógenas no podía respirar.

 Explicó que debido a que está convaleciente luego de su operación en una pierna, tuvo mucho dolor al salir del regimiento donde trató de dialogar con los policías sublevados.

 Agregó que lo tuvieron que sacar prácticamente en hombros y afirmó que “es impresionante” que la policía haya atacado al presidente de la República en el momento que salía del lugar.

 Narró que en el hospital  “me dicen que han cercado los alrededores, que no dan salida a la escolta, lo cual sería secuestro del presidente de la República, lo cual sería algo extremadamente grave”.

Explicó que si bien no tenía vista hacia el exterior del recinto, le había informado “de que está rodeado el hospital, de que revisan las ambulancias para ver si yo salgo. Sería el colmo de la traición a la patria, la traición a su presidente”.

Agregó que “sabemos bien de dónde vienen estas cosas. Estas son conspiraciones que se han venido arrastrando desde hace mucho tiempo”.

“yo prefiero estar muerto antes que perder la vida y perder la vida para mi es claudicar es mis principios… yo no voy a dar marcha atrás, si quieren vengan a buscarme atrás, denme ya a un tiro y que siga adelante la República”, enfatizó.

Añadió que “vendrán miles de Rafael Correa más, miles de revolucionarios, de ciudadanos a sacar adelante la patria”.

Al terminar el contacto radial dijo que estaban entrando a su habitación y concluyó enviando un mensaje “los amaré de donde esté”.