Lima, Andina. El canciller Rafael Roncagliolo descartó hoy que la demanda planteada por el Perú ante La Haya para delimitar la frontera con Chile, sea un acto inamistoso, y aseguró que se trata de una opción de paz y una forma civilizada en que dos países amigos resuelven sus diferencias.

“La demanda del Perú ante la Corte de La Haya no es un acto inamistoso. Por el contrario, es una opción de paz; es la manera civilizada como dos países amigos resuelven sus diferencias”, dijo en respuesta a las afirmaciones del ministro de Defensa de Chile, Andrés Allamand, quien a través de la prensa chilena criticó la demanda planteada por el Perú en La Haya.

Al respecto, Roncagliolo recordó que la demanda peruana no es un caso inédito, pues otros países de la región han acudido a la Corte de La Haya para dirimir controversias con arreglo al derecho internacional.

En ningún caso, aclaró, ello ha sido considerado como un acto inamistoso.

Por el contrario y para recalcar el buen estado de las relaciones amistosas entre Perú y Chile, el canciller recordó que recientemente ambos gobierno anunciaron públicamente su acuerdo para el desminado de una zona de la frontera común.

Ello “representa un nuevo paso en la afirmación de la confianza”, indicó Roncagliolo, cuyas declaraciones fueron difundidas por la Cancillería peruana.

Asimismo, destacó que el 6 de junio último, Perú y Chile, junto a otros países de la región, dieron “una muestra contundente” de cómo se puede avanzar en la integración “con visión de futuro”, con la firma de la Alianza del Pacífico.

“Esas vías de cooperación, integración y respeto mutuo, constituyen la opción del Perú para sus relaciones con Chile y con los países de la región”, concluyó.

Las declaraciones del ministro chileno generaron el rechazo unánime de todos los sectores políticos y sociales del Perú quienes coincidieron en ratificar la voluntad pacífica del Perú y su búsqueda de una solución justa y equitativa al tema de la frontera marítima, con arreglo al derecho internacional.