Buenos Aires. El ex dictador argentino Rafael Videla, que enfrenta un nuevo juicio por crímenes de lesa humanidad cometidos durante la cruenta dictadura del 1976 al 1983, asumió este lunes total responsabilidad por los hechos ocurridos en esos años.

Videla, ex presidente de facto entre 1976 y 1981, está siendo juzgado junto a otros 30 acusados por ese tipo de delitos, entre ellos Luciano Benjamín Menéndez, ex jefe del Tercer Cuerpo de Ejército, con asiento en la central provincia de Córdoba.

"Asumo en plenitud mis responsabilidades castrenses por todo lo actuado por el Ejército en la guerra interna a la que he hecho referencia. Y esa responsabilidad la asumo con total prescindencia de quienes fueron mis subordinados y se limitaron a cumplir mis órdenes", dijo Videla ante la corte.

Sin embargo, declaró también que "los hechos que se juzgan en esta causa constituyen cosa juzgada y les corresponde la aplicación del principio por el cual nadie puede ser juzgado dos veces por la misma causa".

El Poder Judicial de Argentina informó que Videla se encuentra detenido en la provincia de Córdoba.

De acuerdo con organismos de derechos humanos, unas 30.000 personas fueron secuestradas, torturadas y asesinadas durante la última dictadura, aunque una comisión independiente confirmó alrededor de 11.000 casos.

La Corte Suprema argentina derogó años atrás dos leyes de amnistía que protegían a cientos de antiguos oficiales de ser llevados ante la justicia por violaciones a los derechos humanos.

Esa decisión permitió a tribunales argentinos dictar duras sentencias contra miembros de las fuerzas armadas y policías por secuestros, torturas y asesinatos.