Madrid. El presidente del gobierno en funciones de España, Mariano Rajoy, del Partido Popular (PP), intensificará el acercamiento con el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, con quien insistirá en las "coincidencias programáticas entre ambas formaciones", informó hoy la prensa local.

De acuerdo con medios que citan a fuentes del PP, partido con 137 escaños, la reunión entre Rajoy y Rivera está prevista para mediados de la próxima semana, en la que el mandatario español expresará "que es necesario llegar a un entendimiento sobre las cuentas públicas".

Según las fuentes, la prioridad de Rajoy es acercar posturas con Rivera para llegar a un acuerdo pronto sobre la senda del déficit público, el techo de gasto y los Presupuestos Generales del Estado de 2017.

Rajoy insistirá en que hay que negociar en el mismo "paquete" la investidura y los compromisos de estabilidad financiera del país.

El propio mandatario señaló la semana pasada, que "si hay un acuerdo sobre estos puntos en el marco de un acuerdo para la investidura, eso facilita mucho las cosas".

Matizó entonces: "En cuanto haya un acuerdo, la fecha para celebrar la sesión de investidura será inmediata".

Fuentes del gobernante PP sostienen que hay margen para que el partido Ciudadanos con 32 escaños, evolucione en las próximas semanas en su "abstención técnica al sí" en favor de la investidura de Rajoy.

Con ello pueden sumar 169 escaños, junto con los 137 del PP, de manera que se ubicaría a siete de la mayoría absoluta, es decir 177 asientos.

Distintos medios recogen este domingo que desde el gobierno en funciones, no obstante, se muestran más cautos porque son conscientes de que el líder del PP tiene aún "mucho trabajo" por delante y debe afrontarlo con "prudencia, seriedad y rigor".

Ciudadanos ya ha confirmado su asistencia a la reunión con el PP y a todas a las que sea convocado por el candidato propuesto por el rey Felipe VI de España.

Insisten, no obstante, en que en ningún caso habrá una negociación encaminada a cambiar su posición en la investidura, donde siguen con su mismo guión: "no" en la primera votación porque no es su candidato.

En opinión de distintos analistas políticos, esta realidad podría cambiar, respecto a la "abstención técnica" en segunda vuelta para no obstaculizar la gobernabilidad.

Mariano Rajoy ha propuesto a Rivera la creación de grupos de trabajo para comenzar la negociación, pero la dirección de Ciudadanos se resiste a dar ese paso en solitario, y lo condiciona a que se sume el Partido Socialista Obrero Español (PSOE), imprevisible por ahora.

Tanto el PP como Ciudadanos han trasladado la presión al PSOE (con 85 escaños), al insistir en que solo la abstención de los socialistas puede desbloquear la situación política actual y evitar la convocatoria a terceras elecciones.