Bogotá. El gobierno colombiano ratificó a la cúpula de las Fuerzas Militares y la Policía Nacional para el segundo mandato del presidente Juan Manuel Santos, que arrancó el pasado 7 de agosto, anunció este martes el ministerio de Defensa.

"Creo que es una cúpula militar y de policía muy exitosa contra el terrorismo, la delincuencia o la criminalidad, y tiene el reto de seguir produciendo más resultados", dijo este martes el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, a los periodistas tras un acto en Bogotá.

Así, repiten el general Juan Pablo Rodríguez como comandante de las Fuerzas Armadas, al general Jaime Lasprilla como comandante del Ejército, el vicealmirante Hernando Wills como comandante de la Armada Nacional y el general Rodolfo Palomino como director de la Policía Nacional.

En palabras de Pinzón, estas autoridades tendrán la misión de "seguir construyendo la paz real y permanente", en alusión al avanzado proceso de paz que el gobierno mantiene con las FARC desde noviembre de 2012 en La Habana.

Ambas partes, que negocian actualmente el cuarto de los cinco puntos de la agenda de paz, no han paralizado sus operaciones, por lo que de facto continúan los atentados y las actuaciones militares.

"Ésa es una orden directa del presidente", zanjó el ministro al referirse a la continuidad en las detenciones e incautaciones a esta guerrilla.

Pinzón especificó que la ratificación se decidió el pasado sábado, cuando se reunió con Santos para "analizar los aspectos presentes y los retos futuros" en materia de seguridad.

Pese a que las FARC descartaron la pasada semana que este año se firme la paz, el Ejecutivo de Santos ha iniciado los trámites para sentar las bases de la justicia transicional que prevé aplicar en el postconflicto.

La continuidad de los altos cargos de las Fuerzas Armadas es una de sus medidas para dar tranquilidad y estabilidad al sector militar de cara a ese proceso.

En este sentido, se incluye el reciente nombramiento como nuevo ministro consejero del gobierno del general Óscar Naranjo, quien fue negociador en las actuales conversaciones de paz.