La Habana. En medio de las actividades de conmemoración del 70 aniversario del Consejo de Iglesias de Cuba (CIC), el presidente Raúl Castro indicó que "hoy más que nunca" necesitará las "bendiciones" de la iglesia evangélica para enfrentar el cambio económico previsto en la isla, el más drástico en 50 años.

"Doy las gracias porque necesitamos, hoy más que nunca, todas esas bendiciones", declaró Raúl Castro enla Catedral Episcopal de la Santísima Trinidad

El mandarario, según cita el diario Juventud Rebelde, respondió así al presidente del CIC, reverendo Marcial Hernández, quien "saludó las soberanas propuestas de cambio" emprendidas por el gobierno.

El paquete de reformas impulsadas por Castro contempla el fin de 500 mil empleos estatales, y el permiso para nuevas plazas de trabajo de iniciativas privadas. Además establece la eliminación a importantes subsidios, todo dentro de una política de apertura económica.

El gobierno de Raúl Castro mantiene desde hace un año relaciones cordiales con la Iglesia Católica de Cuba, entidad que jugó un rol clave en la liberación de unos 130 presos políticos.