Doha. Los rebeldes que tratan de derrocar al líder libio Muammar Gaddafi quieren aumentar sus exportaciones de petróleo para comprar alimentos y medicinas, dijo el miércoles un portavoz del Consejo Nacional de Libia.

Los campos controlados por rebeldes actualmente bombean 100.000 barriles por día (bpd) de crudo, dijo a periodistas Mahmud Awad Shammam, pero sólo están exportando lo que denominó una "mínima" cantidad de petróleo.

Qatar, un miembro de la OPEP que se ha ofrecido a ayudar a comercializar el crudo de los rebeldes, dijo el martes que facilitó la venta de un millón de barriles de petróleo, así como organizó el envío de al menos cuatro cargamentos de gasolina, diésel y de otros combustibles a Bengasi, el bastión de los rebeldes.

"No hay una fórmula, pero no estamos recibiendo dinero en efectivo (por el petróleo). En su lugar, estamos recibiendo ayuda", dijo Shammam, y agregó que los rebeldes aún enfrentan la escasez de gasolina.

Las exportaciones libias de petróleo han estado estancadas desde que estalló la crisis en marzo, lo que ayudó a impulsar los precios del petróleo Brent a más de US$125 por barril, su nivel más alto desde julio del 2008.

Arabia Saudita y otros productores de la OPEP aumentaron unilateralmente el bombeo de petróleo para compensar la pérdida de suministros, pero el reino recortó su producción recientemente debido a la débil demanda, dijeron el martes fuentes a Reuters.

Participantes del mercado creen que Qatar fue clave para ayudar a la casa de intermediación Vitol a exportar una carga de crudo libio a inicios de este mes, así como en asistir a Trafigura, que dijo el miércoles que estaba evaluando el envío de crudo desde los puertos orientales de Bengasi y Tobruk, controlados por rebeldes.

Fuentes comerciales dijeron en la víspera que la casa de intermediación estaba planeando vender un cargamento de petróleo desde el puerto libio de Brega, cercano a la zona de enfrentamiento entre rebeldes y fuerzas leales a Gaddafi.