El rechazo de la Comisión Nacional del Refugiado (Conare), en segunda y definitiva instancia, al pedido de refugio del empresario Martín Belaunde Lossio es inapelable y corresponde su inmediata expulsión de Bolivia, dijo el procurador Joel Segura.

"La decisión es inapelable. La Conare tiene dos instancias y ya se han pronunciado las dos", expresó el abogado del Estado al conocer la decisión adoptada por el referido organismo boliviano.

"Lo que corresponde hacer a Bolivia es expulsarlo de manera inmediata para tenerlo en el Perú y que se someta a la justicia", agregó Segura.

Dijo que el procedimiento de expulsión comprende primero un pronunciamiento por parte de la dirección de migraciones boliviana sobre la condición de ilegalidad del empresario y, a partir de ahí, proceder con la repatriación.

Refirió, además, que si Bolivia sigue la línea que el Perú tuvo con casos de bolivianos que ingresaron a Perú buscados por la justicia, debería expulsar a Belaunde de inmediato y no esperar hasta el día 21, cuando vence su detención domiciliaria.

Posteriormente, en canal N, Segura aseguró que la negativa de la Conare sobre el caso Belaunde se ajusta a la ley, y consideró que este no puede ir a otro país pues se encuentra bajo detención domiciliaria y está pendiente el proceso de extradición.

En un primer fallo, la Conare negó el pedido de refugio solicitado por Belaunde Lossio en La Paz, tras lo cual el empresario presentó una apelación, recurso que fue hoy desestimado en segunda y última instancia.

Belaunde Lossio es buscado por la justicia peruana por su presunta vinculación con el caso "la centralita", por el cual el expresidente regional de Áncash, César Álvarez, se encuentra bajo arresto preventivo.