Un grupo de manifestantes autodenominados “belgicanos” recibieron al presidente Enrique Peña Nieto con protestas en su visita a Bruselas, Bélgica, donde participará en la Segunda Cumbre de Comunidad de los Estados Latinoamericanos y Caribeños con la Unión Europea, CELAC-UE.

Peña Nieto tocó suelo belga en el aeropuerto internacional de Bruselas y posteriormente se dirigirá hacia su primera actividad de la gira europea, que durará hasta el próximo 15 de junio, en su intervención denominada "Enfrentando juntos los cambios globales".

Al arribo del mandatario, los manifestantes portaban pancartas que hacían referencia a los 43 estudiantes normalistas desaparecidos además de banderas mexicanas con manchas rojas simulando sangre.

De acuerdo con la información, los manifestantes representan a los mexicanos indignados por los 25.000 desaparecidos que hay en el país.

Un grupo de activistas, en su mayoría mexicanos, protestaron contra la presencia de los presidentes de México, Enrique Peña Nieto, y Chile, Michel Bachelet, que participan en la segunda cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac).