Lima. La red de crimen organizado que había creado el empresario peruano Rodolfo Orellana tiene alcance internacional, afirmó hoy la fiscal de Lavado de Activos y Pérdida de Dominio, Marita Barreto Rivera.

Según la funcionaria del Ministerio Público de Perú, los indicios sobre la expansión hacia otros países se desprenden de las investigaciones preliminares a los que fue sometido Orellana, el líder de esta banda mafiosa, y que fue capturado el pasado 13 de noviembre en la ciudad colombiana de Cali.

Este empresario es acusado por las autoridades peruanas de amasar una fortuna superior a los 100 millones de dólares como productos de sus actividades ilícitas de apropiación de tierras, casas, negocios y propiedades, de manera fraudulenta.

También se ha determinado que el clan Orellana, contaba entre su cómplices con personajes influyentes de la política, el mundo empresarial y de la Policía como el ex coronel Benedicto Jiménez, entre otros personajes, que se encuentran detenidos.

La fiscal Barreto también precisó que no se descarta que la investigación que lleva a cabo alcance a políticos y altas autoridades del país, que en su debido momento serán dados a conocer.

Entre algunos avances que ha determinado la fiscalía es que Orellana contaba por lo menos con nueve identidades distintas en Estados Unidos y contaba con 52 empresas y un número indeterminado de testaferros en Perú y fuera de este país.

Actualmente, las investigaciones de las autoridades peruanas involucran a 51 personas, presuntamente vinculadas a la red criminal de este empresario, de los cuales 32 se encuentran investigados por el delito de asociación ilícita para delinquir.