Las graves irregularidades detectadas en la Armada de Uruguay generaron una reestructuración de toda la fuerza que se viene procesando hace dos semanas y que concluirá la próxima.

En ese momento, se designará al nuevo comandante en jefe, dijo este viernes el ministro de Defensa de ese país, Luis Rosadilla.

Una de las medidas tomadas por el ministro es el traslado de oficiales que lleven más de 30 meses en el cargo. Esa disposición prevista en la Ley Anticorrupción es una de las medidas que se tomarán para promover la transparencia en la función.

Otra reforma es la de centralizar las compras en una oficina que será controlada por el Ministerio de Defensa.

La semana próxima Rosadilla dará a conocer las conclusiones de la investigación administrativa sobre las compras ficticias que tiene en su poder desde hace 15 días.

El escándalo provocó el procesamiento del ex jefe de la fuerza, Juan Fernández Maggio, y de otros tres oficiales.