Marcial Solís, coordinador de la Comisión Presidencial de la Calidad Educativa de Honduras, subrayó este lunes que ahora hay que “dar el siguiente paso” para hacer despegar la tercera reforma educativa.

Lo que viene ahora, advirtió, es una planeación de cómo se debe ejecutar la Ley Fundamental de Educación, eso implica “la reestructuración de los planes de trabajo y del presupuesto de la Secretaría de Educación”.

Solís, que ofreció declaraciones a la radio HRN, destacó que hasta el momento el avance ha sido sustancial, pero está en papel, está en la Ley Fundamental de Educación.

Lo que se viene es el reto de encontrar los recursos para aplicar todos los reglamentos y la ley.

La representante del Fondo para la Infancia de las Naciones Unidas (Unicef) en Honduras, Cristian Munduate, lanzó el llamado de alerta la semana pasada de que para la aplicación de los reglamentos de la Ley Fundamental se requerían miles de millones de lempiras.

Ella ejemplificó que para lograr la universalización de la educación prebásica se requerían cerca 1.800 millones de lempiras (US$83,6 millones) en un período de cuatro años.

Reconoció que el país nunca iba a estar preparado para afrontar este reto de tal magnitud, sin embargo, “mal hubiésemos hecho si no arrancábamos con lo que se tuviera”.

Solís expresó su preocupación porque “recientemente se ha formulado (a nivel de Congreso Nacional) el Presupuesto General de la República, (y) no siento yo que el presupuesto de 2015 ni de 2016 ni de 2017 contengan las disposiciones necesarias para iniciar la reforma educativa”.

Comentó que “esto es un trabajo que debe hacerse de inmediato”. El coordinador de esta comisión guarda esperanzas de que la comunidad internacional apoye estas reformas.

No obstante, la representante de Unicef en Honduras analizó que el país también puede hacer un aporte significativo para implementar los reglamentos.

Munduate es del criterio que a nivel de secretaría de Educación se pueden aprovechar mejor los recursos educativos, como las aulas, pues algunas investigaciones revelan que mucha de esa infraestructura está desaprovechándose.

Empieza tercera reforma. Solís consideró que a partir de 2015 arrancará con pie derecho la tercera reforma educativa que promueve el presidente Juan Orlando Hernández.

“Tenemos esperanzas de que podemos hacer cosas muy buenas por la Educación, no vamos a poder hacer todo porque la situación no lo permite, pero vamos a empezar y lo haremos con buen pie”, se comprometió.

La tercera reforma que planteó el mandatario considera la enseñanza del idioma inglés como primer lengua extranjera en todos los centros educativos públicos, la inclusión de las tecnologías de la información y la ampliación de las coberturas en todos los niveles del sistema.