Lima. El ministro de Economía, Luis Miguel Castilla, aseveró este jueves que la reforma salarial contribuye a sentar las bases para tener un Estado formal, moderno y eficiente, y aclaró no se trata de un simple aumento de sueldo, sino de ordenar las remuneraciones de los funcionarios públicos.

Señaló que sería penoso desperdiciar, “por demagogia”, esta oportunidad de hacer un cambio de esa naturaleza.

“Seguiremos explicando estas cosas, pero no hay que dejarnos llevar por corrientes de opinión que tratan de alborotar el gallinero, sin contribuir a un clima de entendimiento”, señaló en RPP.

Castilla, quien en la víspera se presentó ante el Parlamento a explicar esta reforma, sostuvo que es respetable la intención de los congresistas de presentar un proyecto de ley para derogar esta reforma, sin embargo, recalcó que ello no es factible porque el manejo de la hacienda pública y las remuneraciones es competencia solo del Poder Ejecutivo.

Consideró que si bien las manifestaciones contra esa medida, son un derecho ciudadano, al mismo tiempo deben realizarse en un clima pacífico, de tranquilidad, y teniendo la información suficiente sobre los alcances de este proceso.