Puerto Príncipe. Gran Bretaña está ayudando a Haití a reconstruir y mejorar sus prisiones dañadas en el sismo del 12 de enero, como parte de los 150 millones de libras (US$224 millones) de asistencia a la nación, dijo el martes un ministro del Reino Unido.

El ministro de Desarrollo Internacional, Mike Foster, dijo durante una visita a Puerto Príncipe que la cifra de la contribución británica al esfuerzo de socorro internacional en Haití incluía 91 millones de libras donadas por el público británico.

El gobierno de Gran Bretaña entregó 20 millones de libras de ayuda de emergencia directa, y el resto de los 150 millones fueron canalizados a través de instituciones multilaterales como el Banco Mundial, la Unión Europea y el Banco Interamericano del Desarrollo, comentó Foster en una conferencia de prensa.

Reino Unido formó una unidad de estabilización posterior al desastre en la devastada capital haitiana, con un personal que cuenta con expertos británicos en prisiones que asesorarán a Haití en la reconstrucción de su red de cárceles, muchas de las cuales fueron dañadas severamente en el sismo.

Más de 5.000 prisioneros escaparon, la mayoría de la penitenciaría principal del país. Muchos de ellos siguen prófugos.

"Trabajaremos con las autoridades aquí para crear un mejor sistema correccional", declaró Foster.

El ministro agregó que además de ayudar a reconstruir las instalaciones dañadas, Gran Bretaña asesorará en áreas como derechos humanos y tratamiento de delincuentes juveniles.

Los expertos británicos que apoyan la reconstrucción de la red carcelaria de Haití llevaron a cabo un trabajo similar en Kosovo, Irak, Afganistán y los territorios palestinos.

Foster dijo que Gran Bretaña también asistirá a una conferencia de donantes de Haití en Nueva York, y entregará su apoyo adicional a la reconstrucción a largo plazo del país mediante organizaciones multilaterales a las que pertenece, como la UE y el Banco Mundial.