Londres. Los líderes de Francia, Alemania, Reino Unido y Estados Unidos emitieron un comunicado conjunto este jueves para condenar un ataque con una sustancia neurotóxica contra un ex doble agente ruso en Inglaterra y responsabilizaron a Moscú por el incidente.

Moscú niega estar involucrado en el ataque contra Sergei Skripal y su hija Yulia, quienes están internados en un hospital en condición grave. Reino Unido expulsó a 23 diplomáticos rusos como resultado y se espera que Rusia tome medidas en represalia.

"Nosotros, los líderes de Francia, Alemania, Estados Unidos y Reino Unido, aborrecemos el ataque que tuvo lugar contra Sergei y Yulia Skripal en Salisbury, en Reino Unido, el 4 de marzo del 2018", indicó el comunicado suscrito por la primera ministra británica, Theresa May, los presidentes de Estados Unidos, Donald Trump, y de Francia, Emmanuel Macron, y la canciller de Alemania, Angela Merkel.

"Este uso de un agente neurotóxico de grado militar, de un tipo de sustancia desarrollado por Rusia, constituye la primera utilización ofensiva de un agente de este tipo en Europa desde la Segunda Guerra Mundial", agregó.

Los cuatro países declararon además: "Es un ataque a la soberanía de Reino Unido y su uso por un Estado representa una clara violación de la Convención sobre Armas Químicas y de la ley internacional. Amenaza la seguridad de todos nosotros".

Asimismo, instaron a Rusia a proveer todos los detalles de su programa de desarrollo de agentes neurotóxicos Novichok a la Organización para la Prohibición de Armas Químicas.