La primera ministra británica Theresa May anunció este martes que el nivel de amenaza terrorista de Reino Unido fue elevado de "severo" a "crítico".

“No podemos ignorar la posibilidad de que un grupo más amplio de individuos esté vinculado con el atentado de Manchester“, subrayó Theresa May, después de que un atentado le costara la vida a 22 personas el lunes por la noche al término de un concierto de Ariana Grande.

Como parte de la elevación en el nivel de amenaza terrorista, miembros de las fuerzas armadas serán desplegados además por todo el país. 

De acuerdo con May, elementos de las fuerzas armadas podrán verse en eventos públicos como partidos de fútbol y conciertos.

La posibilidad de un atentado en algún punto del país fue considerado por las autoridades como una situación "inminente".