Lima (Andina). El embajador del Reino Unido en Lima, James Dauris, saludó los esfuerzos del gobierno peruano de impulsar una lucha frontal contra el lavado de activos producto del narcotráfico y destacó la voluntad de su gobierno de apoyar a las instituciones peruanas encargadas en recuperar ese dinero ilegal.

“En este momento estamos entrando a apoyar la manera de desarrollar capacidades en el Perú en el tema del control de lavado de activos. Eso es fuente importante de corrupción y es un área donde tenemos experticia y estamos listos a compartir”, declaró a la agencia Andina.

Aseveró que para el Reino Unido es prioritario y de vital importancia la cooperación internacional en la lucha contra el narcotráfico, y ello involucra la recuperación de los bienes y dinero que genera este flagelo a favor de los Estados que luchan contra las organizaciones criminales.

“Nosotros consideramos la cooperación y el intercambio de información como parte importante de esta lucha”, añadió.

Remarcó la necesidad de capacitar en temas financieros y bancarios a los jueces y fiscales encargados de enfrentar este problema, para conocer las rutas que utiliza este dinero ilegal y como presentar las evidencias necesarias para recuperar ese efectivo.

En tal sentido, Dauris expresó el interés de Londres de colaborar en la capacitación de los procuradores anticorrupción en temas de delitos financieros y en la persecución y recuperación de los fondos ilegales.

“Es una conversación que me interesa tener”, aseveró Dauris.

Respaldó igualmente la aplicación en el Perú de la ley de Pérdida de dominio, a fin de que el Estado pueda confiscar los bienes del narcotráfico, a la vez que propuso que ese dinero sea utilizado para reforzar a los operadores de justicia en el Perú.

“Es decisión del Estado peruano decidir qué hacer con los recursos que gana de la venta de estos inmuebles (del narcotráfico). Hay países que están promoviendo esta idea, pasar parte de ese dinero a las organizaciones encargadas de esas luchas”, manifestó.

De acuerdo al informe “Costo económico de la delincuencia organizada en el Perú”, elaborado por la Oficina de las Naciones Unidas contra la droga y el Delito (ONUDD), el narcotráfico lavó más de US$3.400 millones en el Perú entre los años 2003 y 2009.

El estudio indica que en términos de inversión social, solo el 10% de ese dinero o de los bienes vinculados con actividades ilícitas hubiese permitido financiar la construcción de 235 hospitales medianos, 425 centros educativos medianos o 423 kilómetros de carreteras para el Perú.