Caracas. La mejora de las relaciones entre Venezuela y Colombia depende del respeto entre ambos Gobiernos y el compromiso de no hablar de la guerrilla de las FARC, dijo el lunes un funcionario del país cafetalero de visita oficial en Caracas.

"La mejora pasa por el respeto mutuo y por no hablar más de las FARC. Así lo refirió el mismo presidente Chávez cuando se reunió con Santos en Santa Marta (Colombia)", dijo en conferencia de prensa el presidente del Congreso colombiano, Armando Benedetti, tras verse con el líder venezolano.

El presidente Hugo Chávez y su par colombiano, Juan Manuel Santos, acordaron este mes relanzar las truncadas relaciones diplomáticas y comerciales que estaban afectando a la economía y la política de los vecinos andinos.

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), grupo considerado terrorista por Estados Unidos y la Unión Europea, han sido telón de fondo de varios de los conflictos diplomáticos entre Caracas y Bogotá en los últimos años.

La visita de Benedetti supone el primer paso para restañar la confianza entre ambos Gobiernos e impulsar los compromisos asumidos por los mandatarios en una cumbre la semana pasada, poco después de que Santos asumiera la presidencia de Colombia.

Chávez aseguró en esa reunión que Venezuela no apoya ni tolera la presencia en su territorio de grupos guerrilleros izquierdistas, como las FARC, pese a que en el pasado había pedido para los rebeldes colombianos el estatus de ejército beligerante.

La canciller colombiana, María Angela Holguín, visitará Caracas el viernes para impulsar una serie de comisiones bilaterales que permitan seguir la hoja de ruta trazada por Chávez y Santos para recomponer los lazos en materia económica, diplomática, de seguridad y energética.