Santo Domingo. Cientos de religiosos marcharon este martes en Santo Domingo para pedir que los legisladores dominicanos ratifiquen el Código Penal con la plena penalización del aborto, tal y como fue enviado al poder Ejecutivo antes de que éste lo devolviera al Legislativo para que precise tres excepciones.

El presidente dominicano Danilo Medina devolvió sin promulgar al Congreso Nacional la Ley que modifica el Código Penal, a fin de que los legisladores especificaran las excepciones que deben prevalecer con la penalización de la interrupción del embarazo.

El gobierno dominicano manifestó que comparte la penalización del aborto que contempla el nuevo Código Penal, no obstante consideró que debe precisar tres excepciones: cuando está en peligro la vida de la mujer, cuando la madre ha sido víctima de violación o incesto, o cuando el feto tenga malformaciones incompatibles con la vida.

En este sentido, representantes de la Iglesia Católica y de otras iglesias marcharon hoy desde distintos puntos de una de las principales avenidas de la capital hasta llegar al Congreso Nacional, en rechazo de las observaciones referentes al aborto hechas por el presidente Danilo Medina.

Los manifestantes sujetaron mensajes en pancartas como: "Señores legisladores defiendan la vida".

El obispo auxiliar de Santo Domingo, Víctor Masalles, opinó que son muchos años discutiendo para que ahora venga una orden que diga que en la mayor rapidez posible, "organíceme tres excepciones a la inviolabilidad del derecho a la vida".

"Eso no es posible", sostuvo el obispo Victor Masalles.

La comisión responsable del estudio de las observaciones realizadas por el presidente Danilo Medina se reunió anoche por primera vez, y su presidente Demóstenes Martínez indicó que las observaciones del Ejecutivo carecen de precisiones en cuanto a la redacción del texto, por lo que se esperara las consideraciones de algunos juristas con relación al tema.

"No nos pronunciaremos sobre este tema todavía, en virtud de que hemos determinado algunas consultas de carácter interno de la Cámara de Diputados, para el análisis y posterior debate", sostuvo Demóstenes Martínez.

Por otro lado, una comisión de los feligreses que se manifiestan hoy frente al Congreso dominicano fue recibida por el presidente de la cámara baja, Abel Martínez.

El director ejecutivo del Consejo Nacional para el VIH y el Sida (Conavishida), Víctor Terrero, también se manifestó hoy respecto al tema, y lamentó que la Iglesia continúe oponiéndose a la despenalización del aborto en condiciones especiales.

"No sé qué sociedad queremos nosotros, y si queremos seguir formando parte de los indicadores que tenemos de mortalidad materna", expresó Terrero.

Asimismo, criticó que religiosos se opongan a la educación sexual en las escuelas y al uso de preservativos para evitar enfermedades de transmisión sexual.