Los primeros “goleadores” y los funcionarios que no pudieron cumplir sus obligaciones finalmente quedaron fuera del terreno de las acciones.

El presidente Porfirio Lobo separó ayer de sus cargos a varios funcionarios de gobierno que fueron obligados a renunciar en medio de los últimos escándalos que han salpicado a la actual administración.

Uno de ellos fue el exgerente de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE), Martínez Lozano quien fue separado tras haberse quedado solo en la defensa del oscuro contrato de 100 megavatios de energía sucia que nunca arrancó y que había sido otorgado a la empresa Westport Finance LLC por un plazo de 16 años.

Se advirtió una y otra vez sobre el oscuro contrato, sin embargo, el gobierno aseguró que todo era parte de una “campaña”.

Martínez será sustituido por el empresario de la zona norte, exdiputado nacionalista y comisionado presidencial para el valle de Sula, Emil Hawit, quien ya fue juramentado como nuevo gerente de la ENEE.

“En instituciones como la ENEE tenemos que trabajar fuerte, hay problemas serios en ella que los hemos estado viendo en los medios de comunicación, como el tema de los apagones, y tenemos que sentarnos para ver la situación de la institución”, dijo Hawit.
Anular el contrato

Tras el cambio, Lobo Sosa anunció que se procederá a revisar el polémico contrato, concedido para atender una supuesta emergencia energética en el Aguán, Olancho y el occidente y advirtió que “si ha incumplido hay que anular el contrato”.

Otro funcionario que fue destituido de su cargo es el de Educación, Alejandro Ventura, quien deja la administración Lobo tras haber sido declarado incapaz de ordenar el caos al interior del sistema educativo.

No se sabe si Ventura será nombrado en otro cargo al interior del gobierno o volverá a las calles y retomará su rol de dirigente magisterial para hacer oposición a la administración Lobo Sosa.

Ventura será sustituido por el dirigente zelayista, miembro de la resistencia y rector de la Universidad Nacional de Agricultura (UNA), Marlon Escoto.

La designación de Escoto al frente de la Secretaría de Educación despertó ayer una serie de conjeturas por su activa participación en las marchas y en los disturbios que protagonizó la resistencia tras los acontecimientos del 28 de junio de 2009.

Tras haber sido juramentado en el cargo, el nuevo rector de la Educación dijo que “con todo orgullo” paralizó tres meses la Universidad Nacional de Agricultura y encabezó las marchas de la resistencia.

La mayoría de estas marchas terminaron en actos de violencia.

En su momento, se denunció que los estudiantes de la UNA llegaron a la capital, incluso, con bombas molotov.

Otro funcionario que fue destituido de su cargo fue el comisionado presidencial de Religión y Culto, Carlos Portillo, quien fue notificado ayer por el titular del Interior, Áfrico Madrid, sobre la decisión del Presidente.

Portillo fue separado por oponerse a la Ley Marco de las Iglesias Evangélicas, recién declarada inconstitucional por la Corte Suprema de Justicia (CSJ), impulsada por el presidente Lobo Sosa y el titular del Congreso Nacional, Juan Orlando Hernández.

El exfuncionario dijo que la iniciativa perjudica a las demás religiones del país, ya que “pretendía amalgamar todas las ideologías religiosas y eso no puede ser”.
Cambios en la SAG

Aunque trascendió la salida del titular de la Secretaría de Agricultura y Ganadería (SAG), Jacobo Regalado, el Presidente solo determinó destituir al viceministro de Agricultura, Juan Ángel Artica, a raíz del escándalo del “arrozazo” que también dejó fuera al exministro de Industria y Comercio, José Francisco Zelaya.

Lobo Sosa juramentó ayer en Casa Presidencial a Ramón Arturo Escobar como nuevo viceministro de Agricultura en sustitución de Artica.

No se sabe si el titular de la SAG también podría ser removido de su cargo por el “arrozazo”, aunque ha trascendido que el designado presidencial, Samuel Reyes, podría ocupar el cargo en las próximas horas.

“Pepe” también juramentó ayer en presencia del titular del Interior, Áfrico Madrid, al máster en administración de empresas, José Adonis Lavaire, quien asumió la titularidad de la Secretaría de Industria y Comercio en sustitución de José Francisco Zelaya, quien renunció al cargo hace dos semanas.

Se menciona también que en las próximas horas se podría conocer el futuro del subsecretario de Deportes, Godofredo Fajardo, y de otros funcionarios.
Semanas atrás Lobo también determinó separar al exsecretario de Finanzas, William Chong Wong, quien fue sustituido por el expresidente de la Comisión de Presupuesto del Congreso Nacional, Héctor “Tito” Guillén.

También fue separado el extesorero general de la República, Francisco Cerrato, quien desde ayer es sustituido por Maritza Antonieta Alvarado, una profesional de las finanzas que se desempeñó como auditora del Patronato Nacional de la Infancia (Pani).