Santiago. El Ministerio del Interior de Chile sancionó y removió de su cargo al jefe del Departamento de Seguridad Presidencial, luego de un procedimiento inusual en torno a un sujeto de nacionalidad venezolana que sobrevolaba un dron sobre el palacio de La Moneda.

Un reporte de Radio Bio Bio, detalla que el ciudadano venezolano Derwin Orlando Oropeza Chacoa, quien portaba una cédula de Perú, fue descubierto en la Plaza de la Constitución por Carabineros manejando un dron con el que tomaba imágenes en el Patio de los Naranjos, donde a diario circula el Presidente.

Según añade la investigación, las autoridades encargadas de la seguridad se enteran por un informe de inteligencia, que derivó en que el subsecretario del Interior, Rodrigo Ubilla, solicitara mayores datos a la policía uniformada acerca del procedimiento y, finalmente, se decidió removió de su cargo al coronel Marcelo Lepín, que estuvo bajo el gobierno de Michelle Bachelet a cargo de la oficina de seguridad del Palacio de la Moneda.

En el informe -que publica Radio Bío Bío- se estableció que el dron, es una versión pequeña, aunque poderosa, marca DJI Modelo Spark que permite captar imágenes de buena calidad.

Insistió (Ubilla) en que nunca habló de espionaje, "lo que hubo fue una falta detectada a tiempo”. Precisó que las imágenes correspondían a la fachada y el Patio de Los Cañones.

El sujeto no dio mayores explicaciones de su actuar, según el reporte del medio, y Carabineros solo le cursó un parte por carecer de autorización que emite la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC). Al mismo tiempo quedó citado al Juzgado de Policía Local respectivo.

Descartan espionaje y fallas de protocolo.  El subsecretario del Interior, Rodrigo Ubilla, salio al paso este martes a la información revelada por el reportaje, descartando que se haya tratado de un fallado en el protocolo de seguridad de La Moneda.

Ubilla aseguró que la funcionaria de Carabineros que detectó el hecho, actuó de manera correcta, aunque admitió que hubo un problema en la comunicación. “Sacado el parte, la infracción, debiera haberse informado inmediatamente al mando, los superiores de la institución y al coronel encargado de La Moneda”, sostuvo.

El subsecretario informó que se detuvo nuevamente a la persona imiplicada y se le hizo un control más detallado. Añadió que se cerró esa etapa y entregaron los antecedentes a la fiscal.

Insistió en que nunca habló de espionaje, "lo que hubo fue una falta detectada a tiempo”. Precisó que las imágenes correspondían a la fachada y el Patio de Los Cañones.

Tras este evento, Ubilla dijo que pidió a la institución una revisión del protocolo, puesto que “las tecnologías van cambiando”.

*Con información de Biobiochile.