Yeonpyeong. El presidente de Corea del Sur, Lee Myung-bak, aceptó este jueves la renuncia de su ministro de Defensa, dos días después de un ataque de Corea del Norte y en medio de críticas de que la respuesta del sur fue demasiado lenta.

El ministro Kim Tae-young entregó su dimisión en mayo, tras las críticas por el hundimiento de un buque naval surcoreano, el Cheonan, en marzo, por el que también se culpó a Pyongyang. En el incidente, murieron 46 marinos surcoreanos.

Lee sólo aceptó la renuncia de este jueves "para mejorar la atmósfera en las fuerzas armadas y para manejar la serie de incidentes", indicó un funcionario presidencial.

El martes, Corea del Norte disparó una descarga de proyectiles contra la isla Yeonpyeong, causando la muerte de dos soldados y dos civiles y destruyendo decenas de casas. Miembros del partido del presidente y legisladores de oposición acusaron a las fuerzas armadas de actuar muy tarde.

El Gobierno también fue criticado por su respuesta, percibida como débil, al hundimiento del Cheonan. Corea del Norte ha negado cualquier responsabilidad en ese ataque.