Bogotá. Su renuncia al cargo de presidente de la Corte Suprema de Colombia hizo este miércoles, Jaime Arrubla Paucar, quien fue elegido en ese puesto el pasado 2 de diciembre.

Según dijo mediante un comunicado público, este fue "un año particularmente difícil, pero interesante, por los ataques a la independencia judicial, de los que ha sido objeto toda la jurisdicción ordinaria; por las circunstancias que se hicieron explicitas en cuanto a la privacidad del trabajo de la Corte y de sus magistrados; por el avance de las investigaciones contra altos funcionarios del Estado; por la dificultad de avanzar en algunos procesos electorales de competencia de la Corte Suprema. Todo esto ha provocado una enorme presión sobre la Corporación".

Sobre lo mismo, agregó que "ante todo, en este período, se defendió con tenacidad y con prudencia la independencia judicial, como principio esencial del Estado de Derecho".

El renunciado magistrado explicó que deja el cargo por indicación de su médico, quien le recomendó descanso debido a una "novedad cardíaca".

El magistrado Pedro Munar Cadena asumió en lugar de Arrubla.

"Fue una decisión mayoritaria de la Sala, porque el doctor Arrubla ya había planteado la posibilidad de retirarse (...) Ante esa situación, de una vez, hace 15 días se presentó la elección de quien sería su eventual sucesor, y la Sala Plena tuvo a bien designarme a mí", detalló el nuevo presidente del Tribunal Supremo.

El magistrado añadió que dicha elección ya se había hecho con anticipación y que permanecerá en el cargo hasta el próximo mes de enero, cuando tendría que presentar su renuncia protocolaria y posteriormente la presidencia de la Corte la asumirá un magistrado de la Sala Laboral, según informa Caracol Radio.