El diputado Ernesto Silva renunció a la presidencia de la Unión Demócrata Independiente, a pocos minutos de una conferencia de prensa citada por el gremialismo para referirse al consejo directivo de la colectividad, citado para el viernes 20 de marzo.

Los trascendidos señalan también que el senador Iván Moreira dejaría la vicepresidencia del partido, lo que habia sido solicitado por los socios de la UDI en el conglomerado de derecha.

Ambos han estado en el ojo del huracán por sus vínculos con el caso Penta, debido a que la divulgación de correos electrónicos entre los ejecutivos de Penta, ahora en prisión preventiva y los citados políticos.

Las versiones señalan asimismo que sería Javier Macaya el parlamentario que asume la dirección de la colectividad en forma interina.

La dimisión había sido solicitada abiertamente por el alcalde de Colina, Mario Olavarría, lo que causó una discrepancia pública con otros políticos del partido.

Esto ocurrió el mismo día que el diario Le Tercera publicara la existencia de un correo electrónico entre el ex fiscalizador del Servicio de Impuestos Internos, imputado y formalizado en la caso Penta, en el que se señala que se le habría revisado de manera irregular su declaración de impuestos.

En otro correo electrónico, conocido ya ampliamente, el controlador de Penta Carlos Eugenio Lavín le pide ayuda en la tramitación de cambios a la ley de isapres.