Freddy Martínez, comandante de la Policía Nacional de Ecuador, renunció a su cargo este viernes tras la rebelión ocurrida ayer, que puso en jaque el gobierno del presidente Rafael Correa.

"El general Martínez acaba de presentar su renuncia", dijo un vocero que pidió la reserva de su nombre, según una publicación del diario El Universal.

Martínez fue quien desde el jueves intentó sublevar a sus policías, por una ley que fue aprobada el miércoles por el legislativo, que buscaba reducir los beneficios económicos de los miembros de la fuerza pública.