Buenos Aires. Las campanas de la catedral de Buenos Aires repicaron este miércoles tras conocerse la elección del argentino Jorge Mario Bergoglio como nuevo Papa.

A las 19.08 hora de Roma, salió la fumata blanca por la chimenea de San Pedro, indicando que los cardenales lograron elegir al sucesor de Benedicto XVI, luego que los 115 cardenales electores lograron concenso en la quinta votación del día.

El centro de la capital argentina, donde se encuentra situada la catedral, se llenó con cientos de personas que están acudiendo al templo católico para celebrar la elección del Papa.

En la catedral de Buenos Aires, después de unos minutos de silencio para digerir la noticia, los feligreses irrumpieron en aplausos, gritos de "¡¡Viva el Papa!! y ¡¡Francisco, Francisco!!".

En unos instantes se rezará un rosario en acción de gracias por la elección del cardenal argentino Jorge Mario Bergoglio como Sumo Pontífice.

Los turistas de distintas provincias de Argentina y del extranjero que se encontraban en Plaza de Mayo se acercaron al templo católico para sumarse a la alegría por el nombramiento del nuevo Papa.

De momento, ninguna autoridad de la Iglesia se ha dirigido a los cientos de personas que se han congregado en la catedral.