En una noche plagada de ataques múltiples en el noreste parisino, dos hombres ingresaron en la sala donde se encontraba tocando un grupo de rock y tomaron a "centenas de personas" como rehenes, según informó el canal privado de información iTéle, que da cuenta de decenas de policías y francotiradores rodeando el lugar.

Tiroteos se produjeron  en la sala de conciertos Bataclan, donde transeúntes eran evacuados mientras comandos de elite de la policía tomaban posiciones.

Varios testigos dijeron a canales de televisión que hasta 60 rehenes permanecían retenidos al interior del popular recinto de conciertos.

"Hay mucha gente aquí. No sé qué está ocurriendo", dijo una testigo en medio de sollozos, quien se identificó sólo como Anna, al canal de televisión BFM afuera de la sala Bataclan. "Es horrible. Hay un cadáver allí. Es horrible", agregó.