Así lo sostienen publicaciones sobre la base de supuestos informes de inteligencia de dos países europeos. Un artículo en el Wall Street Journal, otro en la revista brasileña Veja y un informe del exfuncionario del Departamento de Estado de EE.UU., Roger Noriega, hablan de que a Chávez le queda un año de vida.

El 19 de noviembre, el Wall Street Journal (WSJ) publicó un artículo en el que se dice que Chávez está muy lejos de haberse curado y que el cáncer que padece ha hecho metástasis colándose en sus huesos.

Basados en fuentes de inteligencia europeas, los doctores que tratan a Chávez han concluido que “la propagación de la enfermedad se está acelerando”.

El artículo del WSJ, escrito por el periodista José de Córdoba, dice que los documentos filtrados pertenecen a servicios de inteligencia de dos países de Europa. El texto dice que en un reporte del 1 de noviembre sostiene que el cáncer del Presidente venezolano ha llegado a la médula.

Estos informes, según el WSJ, hablan de un cáncer de colon y de próstata que ha sido negado durante mucho tiempo. Mucho más específico es un artículo en la revista brasileña Veja. En este texto también se citan a fuentes cercanas al caso del Presidente que dicen que la enfermedad de Chávez está tan avanzada que probablemente no llegará a las elecciones del 7 de octubre de 2012.

De acuerdo con Veja, la primera operación hecha en mayo en Cuba complicó aún más la enfermedad. El mismo hospital que casi mata a Fidel Castro en 2006, dice Veja, parece que ha golpeado una vez más. Actualmente, según varias fuentes consultadas por la revista, un grupo de médicos europeos está a cargo del cuidado de Chávez.

Veja también reporta que en julio, el canciller venezolano Nicolás Maduro hizo un viaje a Brasil para discutir la posibilidad de que Chávez sea atendido en el mismo hospital donde se atendió con éxito el presidente del Paraguay, Fernando Lugo.

Chávez, según Veja, decidió que no quería hacer eso porque eso implicaba que la verdadera característica de la enfermedad sea revelada.

En agosto, el equipo médico de Chávez acabó sin éxito el tratamiento y recomendó que el Jefe de Estado viajara a Europa para un tratamiento más agresivo. Chávez, de acuerdo con esta versión, se negó optando más bien por recibir cuidados en el retiro presidencial de La Orchilla.

Decisiones del líder venezolano. En septiembre, Hugo Chávez sorpresivamente prefirió una dosis más ligera de quimioterapia que le permitiera seguir llevando adelante sus responsabilidades de Presidente. De no llegar a las elecciones, se especula que el canciller Nicolás Maduro tomará su lugar.