Miami. Haití debe juzgar al ex dictador Jean-Claude "Baby Doc" Duvalier para defender el estado de derecho y fortalecer el gobierno en la inestable nación caribeña, dijo un abogado internacional de derechos humanos que ha procesado a ex déspotas.

El abogado de Human Rights Watch, Reed Brody, que ayudó a procesar al ex dictador chileno Augusto Pinochet y ha representado a víctimas del ex gobernante de Chad Hissene Habre, dijo que el Gobierno de Haití debería aprovechar la posibilidad de llevar a Duvalier a la justicia como medida para generar confianza.

"Llevar a Duvalier a la justicia y darle un juicio justo podría mostrar a los haitianos que el estado todavía funciona, que puede cumplir con los deberes más básicos, castigar a aquellos quienes cometen los peores crímenes". Reed Brody.

"Es una necesidad y es una oportunidad", dijo Brody a Reuters el miércoles en una entrevista telefónica desde Bruselas.

"Llevar a Duvalier a la justicia y darle un juicio justo podría mostrar a los haitianos que el estado todavía funciona, que puede cumplir con los deberes más básicos, castigar a aquellos quienes cometen los peores crímenes", agregó.

Duvalier, ahora de 59 años, fue acusado el martes de corrupción, robo y otros abusos de poder en su empobrecido país caribeño tras regresar inesperadamente el domingo de 25 años de exilio en Francia.

Fue interrogado por fiscales el martes y está bajo investigación formal.

Duvalier tenía 19 años en 1971 cuando se convirtió en el jefe de Estado más joven del mundo a la muerte de su temido padre Francois "Papa Doc" Duvalier.
Duvalier hijo huyó de Haití en 1986 en medio de una revuelta popular.

Su sorpresivo regreso el domingo impresionó a la nación y a una comunidad internacional que intenta evitar que el volátil país vuelva a caer en la inestabilidad, tras las no concluyentes elecciones del 28 de noviembre celebradas 10 meses después de un terremoto que causó la muerte a más de 316.000 personas.

Brody dijo que no se debería pensar que Haití tiene muchos otros problemas urgentes que enfrentar como para preocuparse de procesar a un ex gobernante por crímenes de hace más de 25 años.

"Sería un golpe devastador para la autoestima del Gobierno haitiano si no pudiera hacer lo necesario para arrestar a un hombre que supuestamente cometió asesinatos masivos y malversó decenas de millones de dólares", señaló.

"Salir impune de asesinato".  "Quiero decir, si 'Baby Doc' sale impune con todo lo que hizo, ¿cómo pueden las autoridades esperar disuadir a grupos de pandillas callejeras de usar un poco de fuerza?", preguntó Brody, refiriéndose a bandas criminales que acechan a las barriadas afectadas por el terremoto de Puerto Príncipe.

Los fiscales haitianos reactivaron los cargos previos de que Duvalier robó millones de dólares de fondos estatales, y funcionarios creen que se están preparando demandas individuales por presuntos crímenes a los derechos humanos.

Brody dijo que si el Gobierno de Haití mostraba la voluntad para procesar a Duvalier, era probable que encontrara apoyo internacional al hacerlo, incluyendo a expertos legales con experiencia procesando casos de crímenes financieros o de lesa humanidad.

"Uno de los problemas más fundamentales de Haití es que durante su historia, gobernantes represivos como Duvalier y sus secuaces literalmente han cometido asesinato y salido impunes", indicó Brody.

"La ley ha sido usada para reforzar el dominio de una pequeña elite", sostuvo.