Managua, Xinhua. El fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ), que otorgó a Nicaragua unos 90.000 kilómetros cuadrados de plataforma marítima en el Caribe, "levantó la moral de un país sometido a desmanes de políticos corruptos", dijo el representante nicaragüense en ese tribunal, Carlos Argüello.

Añadió que el dictamen de La Haya del 19 de noviembre último "significó que más de 40 años de trabajo continuo dieron su fruto al reintegrar al país la plataforma marítima en el mar Caribe".

En una sentencia la CIJ reintegró a Nicaragua unos 90 mil kilómetros cuadrados de plataforma marítima en el mar Caribe, en una disputa con Colombia.

En declaraciones al portal oficial "La Voz del Sandinismo", Argüello destacó que el presidente de la CIJ, Peter Tomke, hizo público el fallo, que "levantó la moral de un país sometido a desmanes de políticos corruptos, desastres naturales y las penurias económicas".

Agregó que la sentencia es una muestra irrefutable de la importancia de mantener una visión de nación unida, y de continuidad institucional, sin importar los traumas políticos y diferencias ideológicas.

Expresó que desde 1969, trabajaron con el objetivo de recuperar los territorios usurpados por Colombia a su país en la plataforma marítima Continental del mar Caribe.

"Nunca tuve dudas sobre el fallo favorable de la CIJ hacia Nicaragua, y los gobernantes del país suramericano deben aceptarlo", apuntó Argüello.