Santiago. Según estimaciones técnicas, el rescate de los 33 mineros atrapados en una mina en Chile podría tardar más de dos o tres meses. Incluso las estimaciones más pesimistas hablan de un plazo que podría llegar a los 10 meses.

La difícil situación quedó en evidencia en las declaraciones dadas este martes por el presidente chileno, Sebastián Piñera, quien señaló que “la situación es muy compleja, la mina sigue con derrumbes, tiene una falla geológica, la mina está viva, y eso dificulta enormemente las tareas de rescate. Por eso tenemos que reconocer que esto no está sólo en nuestras manos, sino también en las de Dios".

El proceso de rescate enfrenta serias dificultades. Los mineros se encuentran a una profundidad de 700 metros y la mina San José evidencia una debilidad estructural, señaló La Tercera.

De hecho, los expertos señalan que el yacimiento "colapsó" y de los siete niveles de la mina, cuatro cedieron por los desprendimientos de roca.

Otro punto, es que hay escasa información geológica de la mina.