Brasilia. La deserción del PSD borró el margen que el Gobierno de Brasil tenía para rechazar el inicio de un proceso de juicio político contra la mandataria Dilma Rousseff, dijeron este miércoles a Reuters dos fuentes de la presidencia, pero la impugnación aún se puede rechazar por unos pocos votos.

"Según las cuentas pesimistas, no tenemos margen. Se borró el margen", dijo una de las fuentes.

"Tenemos los votos, pero sin margen", dijo otra fuente.

Una nueva deserción en los próximos días podría complicar aún más la situación de la presidenta, admitió una de las fuentes.

Hasta el miércoles, el Gobierno estimaba que tenía 185 votos a su favor, lo que puede ser considerado como una cifra optimista. Se necesitan 172 votos para rechazar el juicio político, o que quienes lo respaldan no sumen 342 votos.

El Gobierno incluyó en su cuenta, por ejemplo, a 20 de los 65 diputados de la bancada del Partido de Movimiento Democrático Brasileño (PMDB) y a un tercio de los legisladores del Partido Social Democrático (PSD).

En una reunión el miércoles, la mayoría del PSD votó a favor del inicio de un juicio político a la presidenta. El líder del partido, Rogério Rosso, confirmó la decisión durante la tarde, pero afirmó que "las minorías serán respetadas".

Incluso con 185 votos, el Gobierno tendría un número ajustado para la votación del plenario de la Cámara de Diputados el próximo domingo. "Ese es el mínimo del mínimo, lo que tres ministros que sacaron las cuentas garantizan que existe hoy", dijo a Reuters una tercera fuente del Gobierno. "La cosa está fea, pero no perdida", agregó.

La fuente reconoció, sin embargo, que en los próximos días seguirá el "tira y afloja" entre ambos bandos. La meta del Gobierno era llegar a 205 diputados, pero las deserciones han dificultado esa opción.

Rousseff tiene garantizados sólo 93 votos en este momento: 58 de la bancada del Partido de los Trabajadores; seis del Partido Socialismo y Libertad, que anunció que votará contra el juicio político; dos del Partido Laborista de Brasil; 11 del Partido Comunista de Brasil y 16 de los 20 diputados del Partido Democrático Laborista.