El 2 de mayo se reanuda en Lima, después de siete años, la reunión del 2+2 entre Perú y Chile como muestra de confianza mutua ad portas del fallo sobre litigio marítimo entre ambos países, destacó este domingo el viceministro de Relaciones Exteriores, Fernando Rojas.

Según dijo, el primer encuentro fue en 2001, el segundo en 2005 y la última reunión en el 2006. Ese año fue suspendido ese mecanismo, luego que el Perú anunciara su intención de presentar la demanda marítima ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya.

En declaraciones a la Agencia Andina, explicó que el día del 2+2 ha sido escogido con un interés de remarcar la relación entre los dos países y el significado de la fecha, que será el 2 de mayo.

"La fecha tiene un significado muy especial porque este fue el último evento militar que se realizó en defensa de nuestros países frente a una intervención foránea (de España), en la cual estuvimos juntos para defender a la región", subrayó.

El vicecanciller informó que el encuentro se iniciará en el Callao, con el acto conmemorativo que Perú celebra todos los años en homenaje y recuerdo del combate naval del 2 de Mayo de 1866.

Precisó que en el acto participará el ministro de Relaciones Exteriores peruano, Rafael Roncagliolo; el titular de Asuntos Exteriores de Chile, Alfredo Moreno; el ministro de Defensa de Perú, Pedro Cateriano; su homólogo chileno, Rodrigo Hinzpeter; y autoridades militares de ambos países.

Culminada la ceremonia, el encuentro se celebrará en simultáneo en Palacio de Torre Tagle, sede de la diplomacia peruana; y en el Ministerio de Defensa.

Rojas resaltó este encuentro confirma la renovada relación de Perú y Chile, a sólo meses de emitirse el fallo del contencioso limítrofe en la Corte Internacional de Justicia de La Haya.

"Lo fundamental de esta renovada relación es que se produce unos meses antes de lo que se espera sea el fallo de La Haya, y esa es una señal muy positiva, estimulante y de confianza de la relación entre ambos países que respetarán a lo que pueda ser el fallo, y sobre todo, al propio procedimiento", expresó.

Añadió que esa renovación tuvo su inicio hace dos meses, cuando el ministro de Relaciones Exteriores, Rafael Roncagliolo, viajó a Santiago y elaboró una agenda conjunta con su homólogo chileno Alfredo Moreno.

Esa agenda –aseveró- no sólo incluye el escenario inmediato de la vecindad binacional, sino también el fortalecimiento permanente de la vinculación peruano-chilena, como la reanudación del 2+2 del próximo jueves 2 de mayo en Lima.

Precisó que la agenda a abordar será abierta y tendrá como principales puntos el fortalecimiento de la confianza mutua en la víspera del fallo de La Haya, y el desarrollo de una mayor cooperación en materia de desminado.

De igual manera, mencionó el incremento de la cooperación para desastres naturales, la participación conjunta en misiones de paz de las Naciones Unidas, el aumento de la cooperación entre las instituciones armadas, y la posibilidad de construir posiciones comunes en temas de seguridad hemisférica.